Home El Pais Pyme Contact El Pais Pyme QUIÉNES SOMOS I EDITORIALES I CARACTERIZACIÓN DE LAS REGIONES I PROYECTOS
Search El Pais Pyme
El Pais Pyme
Martes 21 de Agosto de 2018
Newsletter El Pais Pyme

Publicidad El Pais Pyme Publicidad El Pais Pyme Publicidad El Pais Pyme Publicidad El Pais Pyme

 Publicidad El Pais Pyme

30/07/2018

ES CRISIS NO TORMENTA

A veces el gobierno, construye silogismos erróneos para evitar referirse a las cosas tal como son. Altera el carácter deductivo y pretenden engañar al pueblo. Se modifican hechos, se tergiversan números y se subjetivan verdades para transformarlas en mentiras. Cuando el gobierno nacional se refiere a que la situación vivida en las corridas cambiarias y al deterioro profundo de la economía, especialmente de las economías regionales, no dice la verdad, disimula la gravedad de la situación, minimiza los efectos y se hace el distraído cuando se analizan las causas, mirando siempre hacia afuera buscando factores externos que justifiquen el actual estado de situación.

Claro está que el factor climático ha alterado la marcha de muchos sectores especialmente a los productores de granos, pero no es el único factor. La caída del consumo, la devaluación de la moneda, la presión tributaria, los altos costos del financiamiento, las tarifas, la inflación y la falta de infraestructura adecuada para la producción rural, completan la matriz de la decadente economía nacional. La rentabilidad de las pymes agropecuarias ha caído abruptamente por estos factores y poco a poco se va vaciando el campo, no los grandes productores, sino las pymes rurales. Si no fuera por el apoyo sustancial que algunos gobiernos provinciales y me refiero especialmente al gobierno de la provincia de Formosa, los minifundistas y pequeños productores no habrían tenido la mínima posibilidad de permanecer en sus chacras y hubieran migrado hacia centros urbanos para engrosar los cinturones periurbanos concentradores de pobreza.

Todos sabemos que producir en las regiones marginales es más duro, los costos son más altos y la infraestructura física, la logística de transporte y los servicios, son deficientes, alterando la ecuación económica y nos lanza por el tobogán irrefrenable de la decadencia. No existen políticas diferenciadas, lo digo hasta el hartazgo, que permitan equilibrar la balanza para los pequeños productores rurales e industriales que pagan tributos como grandes contribuyentes en muchos casos y no llegan a fin de mes para pagar sueldos y servicios.

No pasa esto con las grandes empresas, con los sectores dominantes de la economía y concentradores de poder, quienes pueden impulsar cambios de políticas, usufructuar de beneficios y además cuentan con una estructura empresarial que les permite sortear mejor los malos momentos de la economía. La mayoría exporta y a su vez se transforman en importadores cuando los números no cierran. Es otra faceta muy disímil a las economías regionales donde la empresa tiene una estructura muy reducida en su organización, poco profesionalizada, con muchas dificultades para exportar y para acceder a las nuevas tecnologías de producción.

Nuestra región produce algodón, carne bovina, maderas, frutas y hortalizas, mandioca, porcinos, tabaco, miel, cueros, talabartería, yerba mate, tabaco entre los principales que podemos nombrar y la mayoría de ellos están en crisis grave. 

Nadie se ocupa de las pymes regionales y pareciera una constante que los ocupantes de Balcarce 50, no tienen por costumbre mirar hacia el país interior, ese país donde habitan argentinos que trabajan, generan riqueza, aunque sea en pequeños emprendimientos, que ocupan el territorio y se empeñan en seguir progresando a pesar de que al carro le cargan cada vez más piedras, hasta hacerlo tan pesado que no se pueda tirar de él.

Por ahora la toda la atención del gobierno está centrada en el dólar, tasas, bonos y riesgo país, factores que pueden mover toda la estrategia financiera hasta hacerla caer. Si no se baja el riesgo país, no se puede volver al financiamiento externo, los otros factores impedirán el crecimiento y la estabilidad necesarias para las inversiones productivas. Un panorama complejo y por ahora incierto. Lo único cierto es que estamos en crisis, no inmersos en una tormenta. Las tormentas son pasajeras, las crisis pueden ser duraderas. Habrá que ver la capacidad y la pericia del gobierno para salir adelante.

Compartí esta noticia

 

 

 

 

 

Publicar El Pais Pyme
INFORMACION DE MERCADOS
 DIVISAS
  Compra Venta
  Dólar: 29,470 30,470
  Euro: 33,800 33,570
  Real: 7,33 7,90
  Fuente: Ámbito Financiero
  INFORMACION GENERAL DE
  MERCADOS