Home El Pais Pyme Contact El Pais Pyme QUIÉNES SOMOS I EDITORIALES I CARACTERIZACIÓN DE LAS REGIONES I PROYECTOS
Search El Pais Pyme
El Pais Pyme
Lunes 22 de Octubre de 2018
Newsletter El Pais Pyme

Publicidad El Pais Pyme Publicidad El Pais Pyme Publicidad El Pais Pyme Publicidad El Pais Pyme

 Publicidad El Pais Pyme

21/05/2018

DISTOPIA O LA REALIDAD DE UNA SOCIEDAD NO DESEABLE

Muchas veces solemos hablar de “utopías”, como ese lugar o sociedad ideal inexistente y que vulgarmente usamos para señalar algo imposible de alcanzar. “Utopía” es un término acuñado por Tomas Moro en su obra más famosa (Thomas More, catedrático, filósofo, político, juez, humanista y poeta además de canciller en tiempos del rey Enrique VIII). En esa obra, Moro bosqueja y relata la organización de una sociedad ideal, asentada en una nación en forma de isla del mismo nombre.

En contraposición “distopía” o “antiutopía”, es una sociedad ficticia indeseable en sí misma, que es introducida a la misma mediante una película, novela, ensayo o serie televisiva, entre otros medios. Representa una “utopía negativa”, donde la realidad transcurre en términos opuestos a los de una sociedad estructurada idealmente, dando forma a una supuesta sociedad indeseable.

Un paralelismo lógico, nos permite asimilar a la distopía con actuaciones y tendencias sociales actuales, que aunque se presenten en muy diversas formas de expresión cultural, incluso de ciencia ficción, muy generalizada, presagian un final apocalíptico. En las obras futuristas de escenarios dominados por la cibernética y la imaginación de autores de ciencia ficción, el mundo se encuentra oprimido bajo la dominación de las corporaciones transnacionales del capitalismo ortodoxo, con altos grados de incorporación tecnológica y siempre ejerciendo la represión (opresión) sobre las sociedades satélites.

Si nos adentramos en la lectura o visión de una obra “distópica”, podremos ver que tras la cortina que cubre la entrada a la utopía, se encuentra la sociedad que sufre una manipulación mediática o política.

La literatura a través de grandes autores de ciencia ficción, logró mostrar los peligros del totalitarismo, tal como “Big Brother” – el que todo lo ve - de Orwell 1949,  sobre el peligro que encarnaba el régimen stalinista.

Es necesario comprender el mensaje de una obra de ciencia ficción, hacer los paralelismos como dije, necesarios para entender la esencia de la trama. Podemos entender a El Eternauta de Héctor Oesterheld. Aquí el “rol protagónico siempre recae en un grupo de personas, más grande o más pequeño, conformando un «héroe en grupo» al que considera más valioso que el clásico héroe individual que triunfa sin ayuda de otros”.

“..los invasores y en sus métodos son referencias veladas a los golpes de estado que a menudo vivía el país. En este sentido, cabe señalar que las tres versiones escritas por Oesterheld coincidieron con los gobiernos de facto de Pedro Eugenio Aramburu, Juan Carlos Onganía y el Proceso de Reorganización Nacional respectivamente. (Wilkipedia).

El conocimiento de los individuos en las distopías puede ser mediante espionaje o por medio de un control tan riguroso que el Estado lo controla mediante el sistema. Los espías son predominantes en 1984, con telepantallas que dan los comunicados y además, transmiten hasta el más mínimo detalle de los hogares. En Nosotros en cambio, los edificios son transparentes, los números se convierten en una regla social y cánon de belleza, lo asimétrico será feo y los sueños serán considerados una enfermedad. Así, se les otorga a los ciudadanos un horario para cumplir todas sus actividades incluso familiares y personales.

Las distopías tecnológicas o científicas,  humorísticas o satíricas o  ecológicas como “La sequía” de J.G. Ballard 1964, donde abundan las catástrofes climáticas consecuencia del abuso tecnológico y la polución ambiental.

Resumiendo, la distopía es una advertencia contra los males políticos de nuestra época y actúa la mayoría de las veces, como advertencia de lo que puede suceder en las sociedades si no se producen cambios concretos y beneficiosos en el rumbo político, social o económico. Debemos pensar cuidadosamente a la sociedad actual estructurada en torno a poderes económicos y políticos que están dejando de lado el interés social de todo un pueblo que merece no solo la autodeterminación, sino alcanzar el bienestar, la paz, la tranquilidad, la equidad y la seguridad de un futuro mejor.

Compartí esta noticia

 

 

 

 

 

Publicar El Pais Pyme
INFORMACION DE MERCADOS
 DIVISAS
  Compra Venta
  Dólar: 35,540 37,540
  Euro: 41,370 44,340
  Real: 9,88 9,89
  Fuente: Ámbito Financiero
  INFORMACION GENERAL DE
  MERCADOS