Home El Pais Pyme Contact El Pais Pyme QUIÉNES SOMOS I EDITORIALES I CARACTERIZACIÓN DE LAS REGIONES I PROYECTOS
Search El Pais Pyme
El Pais Pyme
Sábado 21 de Abril de 2018
Newsletter El Pais Pyme

Publicidad El Pais Pyme Publicidad El Pais Pyme Publicidad El Pais Pyme Publicidad El Pais Pyme

 Publicidad El Pais Pyme

19/03/2018

LA VISION SESGADA DEL PROBLEMA

Sucede muchas veces que el poder suele padecer de un cierto autismo, no solo porque el líder no quiere escuchar malas noticias, sino porque el entorno provoca un aislamiento que lo aleje de los problemas.

Recuerdo hoy a Thomas Hobbes, ese hombre fundamental en la historia del pensamiento cuando se inicia la modernidad. En su época también existía una grieta importante entre “monárquicos” y “parlamentarios”, unos aducían la legitimidad del rey como mandato de Dios y los que sostenían que la soberanía debía estar compartida con el pueblo.

Su obra más famosa, “Leviatán” (Leviatán, o la materia, forma y poder de una república eclesiástica y civil), es en realidad un manual sobre la naturaleza humana y la organización de la sociedad. Es tan importante que desde esa obra explica la aparición del derecho de los hombres (derecho natural y derecho social) y tipifica las distintas formas de gobierno necesarias para la convivencia pacífica y armoniosa de la sociedad. Desde la convivencia, surge el pacto que realizan los integrantes de la sociedad para crear el Estado, entidad superior al cual se subordinan todos los ciudadanos quienes delegan en él, la conformación de las diferentes facetas de la organización social. “Hobbes desarrolla su idea del pacto social, como garantía de la seguridad individual y como forma de poner fin a los conflictos que, por naturaleza, generan estos intereses individuales”.

No es fácil hacer paralelismos, pero a veces es interesante y atrevido, ensayar la construcción de un trazado que relacione estos medulosos escritos con la realidad actual, habiendo pasado más de 350 años de su publicación.

Todos coincidimos en que el Estado actual debe basarse en el respeto a las libertades individuales. También afirmamos que el ideal democrático del sistema republicano federal, se basa en el respeto irrestricto a las autoridades locales, a la autodeterminación de las comunidades integradas a un proyecto social, económico y político, comprometida con los legados de su tierra, el dictado de su historia, con legitimación ciudadana.

Para sostener este pensamiento y transformarlo en acción, tenemos que tener conciencia muy clara de la necesidad de que el proceso de transformación y autodeterminación debe ser un proceso permanente, donde su fuerza expansiva hasta alcanzar su consolidación, es una acción ininterrumpida, continua, como un impulso totalizador que genere el terreno donde se dispute el sentido social y material del proyecto político en marcha. Dentro de este marco es donde se libra la lucha política, económica y social, impulsando nuevos paradigmas que reflejen el sentido del colectivo social que apuntala este ideal auto determinativo.

Cuando los miembros de una sociedad organizada se sienten literalmente acorralados porque se pierde el empleo, se deteriora el salario y no es posible cubrir las necesidades básicas propias y de la familia, entonces se produce una reacción lógica, porque se agrede y lesiona el derecho natural del hombre al acceso al bienestar, al progreso y a una mejor calidad de vida. Es entonces que se produce una reacción, porque deja de encontrar la misión y la función dentro de esa sociedad que de alguna forma lo expulsa.

Cuando se pretende desde el Estado maximizar los beneficios de determinados sectores en detrimento de mayorías silenciosas, entonces tenemos un problema que no puede ser desoído. No se solucionan con “consejos prácticos” de cómo ahorrar energía y cómo economizar gas y agua. Se está actuando como verdaderos autistas de la realidad. Una realidad social, económica y hasta  ambiental, que sacude a nuestra sociedad con ramalazos fuertes provocados por ajustes presupuestarios y de tarifas de servicios públicos que nos ponen de cara a la pared de la inmisericordia, la destemplanza, la insensibilidad y hasta el desprecio por el otro, por aquél que sufre la marginación desde el poder.

Si no se cambia la visión de los problemas por lo que atraviesa nuestra sociedad, y la forma de solucionarlos, debemos temer que “Leviatán”, se levante entre nosotros para desplegar toda su fuerza como demostración que no se puede atropellar el derecho sagrado y fundamental del hombre: el derecho a una vida digna.

Compartí esta noticia

 

 

 

 

 

Publicar El Pais Pyme
INFORMACION DE MERCADOS
 DIVISAS
  Compra Venta
  Dólar: 20,090 20,490
  Euro: 25,120 26,420
  Real: 6,000 6,500
  Fuente: Ámbito Financiero
  INFORMACION GENERAL DE
  MERCADOS