Home El Pais Pyme Contact El Pais Pyme QUIÉNES SOMOS I EDITORIALES I CARACTERIZACIÓN DE LAS REGIONES I PROYECTOS
Search El Pais Pyme
El Pais Pyme
Martes 21 de Agosto de 2018
Newsletter El Pais Pyme

Publicidad El Pais Pyme Publicidad El Pais Pyme Publicidad El Pais Pyme Publicidad El Pais Pyme

 Publicidad El Pais Pyme

14/02/2018

DE PRONOSTICO RESERVADO

Si ayer hablábamos de “La Grieta”, hoy tenemos por delante la incertidumbre que plantea el plan económico (si es que hay plan), un tema que sacude la modorra de los argentinos y genera infinidad de dudas acerca del futuro mediato. Es la misma duda que se plantea en el equipo económico, donde las diferencias ya son visibles. Allí hay “grieta” y parece muy profunda.

Tenemos que recordar que la grieta entre los argentinos se forjó desde el inicio mismo de la argentinidad, cuando Buenos Aires absorbió a través de la Aduana todos los recursos de las provincias. Fue el comienzo de la Argentina Unitaria, que luego fue partida en dos con las luchas intestinas entre federales y unitarios. Pero la realidad es que siempre el país se manejó desde la política y desde la economía en forma unitaria, concentrando en la macro ciudad, todas las decisiones. El federalismo ha sido y es aún una utopía que tiene 200 años de fracaso.

El gobierno intenta “disciplinar” a los distritos díscolos a través de los fondos especiales – ATN – y del endeudamiento de las provincias para poder cumplir con sus compromisos especialmente salarios y áreas sociales, educación, salud, vivienda. La inflación y la menor actividad económica complica a las pymes regionales, se generan cierres de empresas, aumenta la desocupación y se genera un circuito negativo que fagocita toda expectativa de crecimiento.

El financiamiento externo tiene patas cortas. Los cambios en las finanzas internacionales le ponen un horizonte finito a las necesidades del gobierno de cubrir el déficit gemelo. El aumento de tasa de bonos del Tesoro de Estados Unidos, arrastra a la baja a los bonos argentinos.

Se está inflando un globo con recursos del endeudamiento para generar una sensación de bienestar y aumentar el consumo. Este año el gobierno necesita de 30.000 millones de dólares para cubrir su rojo. Esta espiral que no se detiene presume muchas complicaciones que pueden terminar en “PAGA DIOS”, para el próximo gobierno, como ha sucedido reiteradamente en la historia argentina.

Con un déficit comercial histórico, de no fácil reversión en los próximos años y un déficit presupuestario del 4% al que se le debe sumar los intereses y amortizaciones crecientes de la deuda, no veo cómo se puede equilibrar este desbarajuste que se parece más a un laberinto de intrincadas salidas.

Mientras tanto la inflación no cede. Las maniobras del Banco Central con las tasas de interés no logran su cometido. Se genera liquidez con la venta de dólares del financiamiento externo, que la autoridad monetaria intenta sacar de circulación con instrumentos financieros como las Lebacs. Del cálculo original del 10%, el equipo económico, que no suena muy armónico que digamos, se corrigió al 15%, pero los aumentos de precios regulados en Enero y Febrero (se esperan más en Abril), corrigen las expectativas hacia un 20%. Mi cálculo personal es que llegará al 22%. Menor actividad, pymes en terapia, mayor nivel de importaciones, alta inflación, caída del empleo formal, alto endeudamiento de la población, hacen temer por un efecto dominó similar al 2008. Se deteriora el mercado financiero y se perfila la creación de un mercado secundario de títulos hipotecarios. Un verdadero desacierto que si bien posibilita el seguir financiando créditos UVA, puede desencadenar una burbuja financiera que ya conocemos en sus efectos.

El gobierno intenta dar una muestra de austeridad para contribuir en la reducción del gasto público, achicando la estructura del estado y provocando un ahorro que en realidad representa un 0,03% de las erogaciones previstas en el Presupuesto Nacional. Achicar el estado no es un intención, debe ser una política sustentable que posibilite mejorar el perfil del gasto público, que genere mayor competitividad bajando la carga tributaria y el costo de los servicios en las regiones periféricas para darle oxígeno a las pymes. Entonces mejorará el empleo, se generarán circuitos virtuosos de la economía y podremos decir entonces que la Argentina toda crece, no solo la región central por inyección de recursos e inversiones.

Esta Argentina unitaria por antonomasia, necesita establecer por consenso el país que queremos y no es precisamente desde la concepción de un CEO de maximización de las ganancias y de mayor utilidad empresaria que podremos alcanzar objetivos de estabilidad, de bienestar común y de justicia social que nos merecemos todos los argentinos, donde quiera que habitemos.  

Compartí esta noticia

 

 

 

 

 

Publicar El Pais Pyme
INFORMACION DE MERCADOS
 DIVISAS
  Compra Venta
  Dólar: 29,470 30,470
  Euro: 33,800 33,570
  Real: 7,33 7,90
  Fuente: Ámbito Financiero
  INFORMACION GENERAL DE
  MERCADOS