Home El Pais Pyme Contact El Pais Pyme QUIÉNES SOMOS I EDITORIALES I CARACTERIZACIÓN DE LAS REGIONES I PROYECTOS
Search El Pais Pyme
El Pais Pyme
Sábado 24 de Febrero de 2018
Newsletter El Pais Pyme

Publicidad El Pais Pyme Publicidad El Pais Pyme Publicidad El Pais Pyme Publicidad El Pais Pyme

 Publicidad El Pais Pyme

01/02/2018

LAS COMPLEJIDADES DEL 2018 - DEFICIT PRIMARIO, DEFICIT FINANCIERO, INTERESES DE LA DEUDA, LA SITUACIÓN FISCAL Y EL SECTOR EXTERNO.

Nada es fácil para el equipo económico. Cambios de metas, inflación núcleo estimada de 18,5% para el 2018 con aumento de precios regulados del 21,8%, dólar inestable y déficits gemelos muy altos, con deuda externa creciente que generan intereses que comprometen las metas financieras, se trasladan lógicamente a todos los sectores económicos, especialmente los dirigentes empresariales de las principales organizaciones nacionales que exigen devaluación, reducción del déficit, eliminación de subsidios y topes salariales.

Con un crecimiento probable de 2,5% al 3%, dentro de un marco internacional favorable, según estimaciones del FMI que augura un crecimiento global del 3,9%, la preocupación se centra fronteras para adentro. El incremento incesante de tarifas, el aumento de los combustibles, boom de créditos por encima de los depósitos, se suman al impacto que tienen los intereses en el déficit fiscal – representan un tercio del desequilibrio. Si bien el Ministerio de Hacienda anunció el sobre cumplimiento de metas (3,9% vs 4,2%), el peso de los intereses aumentó el déficit financiero hasta el 6,1% del PBI.

Standard & Poor`s, confeccionó un informe en el que señaló que, de continuar lo que ellos consideran un escenario de "estabilidad económica" en el país, podrían sentarse las bases para el desarrollo de un mercado de fideicomisos respaldados por hipotecas residenciales.  Advertimos hoy esta situación que puede desencadenar una crisis financiera de proporciones insospechadas en la Argentina, como lo fue en el 2008 la crisis mundial por las garantías “sub prime”.

La lluvia de inversiones no llega. Muchas pymes cierran, muchas están en venta y no hay oferentes. Las empresas sufren las importaciones y no pueden competir. La productividad no aumenta y la competitividad se encuentra embretada sin muchas opciones. La presión tributaria – bajaría 1,5% en 5 años -, es de las más altas del mundo y siguen eliminando licencias no automáticas de importación para mal de miles de pymes. El costo argentino tiene  muchos componentes, pero destacamos los impuestos inequitativos, los aumentos de tarifas, encarecimiento de la logística de transporte, falta de incentivos para exportar y cadenas de comercialización ineficientes e innecesarias, componen un panorama por lo menos complejo, de difícil diagnóstico y que nadie, absolutamente nadie en el gobierno, por más que lo intenten explicar, sabe cómo salir de este laberinto.

Veamos un ejemplo: la brecha entre el precio que recibe el productor tanto agrícola como ganadero y el precio de góndola, ha sido durante este año 4,75 veces en promedio, creciendo en el 2017 un 10,7%, según CAME. El productor participa con un 25% como máximo en la conformación del precio. Es obligación del gobierno nacional, de los gobiernos provinciales y municipales, generar mecanismos de transparencia de esas cadenas interminables de intermediación.

Que esperamos para el 2018. Un crecimiento del PBI del 2,5 a 3%, un nivel del inversión externa bruta directa del 21%, salarios en promedio creciendo en un 20%, inflación cercana al 18%, tasas en el orden del 22%, un desempleo del 9%, déficit de la balanza comercial algo menor al 2017 que fue de 8.471 millones de dólares,  rondando los 7.000 millones de dólares, con aumento tanto de exportaciones como de importaciones.

Como conclusión debo decir que la inflación no se baja solo manejando la tasa de interés por parte del BCRA y que el déficit primario no puede bajar solo rebajando jubilaciones, pensiones y salarios.

Tampoco se puede amesetar la obra pública, porque ha sido el sustento de la reactivación y gran parte de las relaciones con las provincias, además de las transferencias del Tesoro. No podrá reducir la presión tributaria, porque tampoco contará con los fondos del blanqueo de capitales.

La política aperturista no da sus frutos. Sectores como metalmecánica, autopartes, automotores, calzado, textil, marroquinería, muebles, sufrirán los efectos de la reducción de aranceles y la desregulación.

Debiéramos imitar la política proteccionista de los EEUU que nos dejó fuera del mercado norteamericano del biodiesel y de productos de menor impacto como limones y otros frescos. El mundo se protege y Argentina se abre sin control. Un verdadero contrasentido.

Será este 2018 un año complejo, delicado y que puede marcar una bisagra entre esta realidad y el futuro que todos queremos. Deseo fervientemente que al gobierno nacional le vaya muy bien, con crecimiento equilibrado, con inclusión de las regiones periféricas en los beneficios del progreso y con la sustentabilidad necesaria para sacar a la economía del campo de la incertidumbre para colocarla en el campo de las certezas.

Compartí esta noticia

 

 

 

 

 

Publicar El Pais Pyme
INFORMACION DE MERCADOS
 DIVISAS
  Compra Venta
  Dólar: 19,820 20,220
  Euro: 24,470 25,650
  Real: 3,2718 3,2725
  Fuente: Ámbito Financiero
  INFORMACION GENERAL DE
  MERCADOS