Home El Pais Pyme Contact El Pais Pyme QUIÉNES SOMOS I EDITORIALES I CARACTERIZACIÓN DE LAS REGIONES I PROYECTOS
Search El Pais Pyme
El Pais Pyme
Sábado 17 de Agosto de 2019
Newsletter El Pais Pyme

Publicidad El Pais Pyme Publicidad El Pais Pyme Publicidad El Pais Pyme Publicidad El Pais Pyme

 Publicidad El Pais Pyme

10/06/2019

LA DIVISION INTERNACIONAL DEL TRABAJO: LA DICTADURA DE LA OBVIEDAD

Parece claro, teniendo en cuenta la actual crisis, en el contexto de los dictados del FMI, de los grupos económicos concentradores de la riqueza, desde el poder financiero y de los grupos monopólicos de medios de comunicación y, por supuesto de los súbditos locales, que la Argentina ha sido nuevamente encasillada, como fuera desde mediados del siglo XIX, como productor de materias primas y bienes agroindustriales.

En 1.885 fueron las principales empresas dominantes responsables del 75% de la producción mundial, las que tomaron las decisiones fundamentales sobre la división internacional del trabajo. “La división internacional del trabajo también se relaciona con el concepto de cadenas globales de valor en donde las empresas llevan a cabo distintas etapas de su cadena productiva en diversos lugares del mundo”.

Claro está, que, en este mundo globalizado, de alta transferencia del conocimiento, se han producido algunos cambios, ya que los productores de materias primas, también generan productos industrializados, aumentando el valor agregado y disminuyendo algunas desigualdades evidentes, pero con la vigilancia adecuada del poder global para no generar impactos no deseados en las economías más desarrolladas.

Las empresas transnacionales buscan a los países periféricos, con menor desarrollo relativo, para producir bienes industriales, por los bajos costos salariales, menor carga impositiva y mercados desregulados.

En el caso de EE. UU, China, Japón, Alemania, Corea del Sur, Singapur, etc., donde se desarrollan tecnologías muy avanzadas, se producen migraciones de capitales intensivos a nuestras regiones, por la mayor rentabilidad que genera la transformación de materias primas en el lugar de origen, convirtiéndose en dominadores del mercado e imponiendo sus reglas. 

Argentina había comenzado un proceso de investigación y desarrollo de nuevas tecnologías con la intención de ir cerrando la brecha, pero ese proceso virtuoso ha sido dejado de lado en los últimos años, desalentando la labor de científicos, técnicos y personal dedicado a la investigación aplicada.

Es evidente que al gobierno nacional le han impuesto poner las “cosas en orden”, reduciendo nuestra capacidad productiva industrial, bajar salarios, moderar jubilaciones y apuntalar al agro, sectores energéticos y a la minería, considerados sectores estratégicos, bajando las expectativas de crecimiento, quebrando las esperanzas de los trabajadores, destrozando el presente e hipotecando el futuro. 

Esto es el “cipayismo” como definiera Don Arturo Jauretche, donde se impone una nueva forma de colonialismo. El fuerte endeudamiento que nos impusieron, actúa como sayo que colocaban a los condenados por la inquisición, donde nos toca el rol de obedecer, trabajar con bajos salarios, pagar impuestos altos, tarifas desorbitantes y no romper el límite superior de crecimiento que nos imponen los grupos de poder internacionales, ni tampoco romper los límites ideológicos en el cual podemos movernos sin que otras fuerzas intervengan para corregir los desvíos.

Esta situación que intento describir, actúa, como bien expresa Byung-Chul Han, como una “dictadura de la obviedad”, donde el poder que opera a través de las costumbres, es más eficiente y más estable que el poder que emite mandatos y ejerce coerciones. Nuevas formas de dominio para un país que sufre la degradación de su capital social.

Compartí esta noticia

 

 

 

 

 

Publicar El Pais Pyme
INFORMACION DE MERCADOS
 DIVISAS
  Compra Venta
  Dólar: 54,72 59,72
  Euro: 62,33 68,69
  Real: 12.84 14.96
  Fuente: Ámbito Financiero
  INFORMACION GENERAL DE
  MERCADOS