Home El Pais Pyme Contact El Pais Pyme QUIÉNES SOMOS I EDITORIALES I CARACTERIZACIÓN DE LAS REGIONES I PROYECTOS
Search El Pais Pyme
El Pais Pyme
Sábado 20 de Julio de 2019
Newsletter El Pais Pyme

Publicidad El Pais Pyme Publicidad El Pais Pyme Publicidad El Pais Pyme Publicidad El Pais Pyme

 Publicidad El Pais Pyme

13/05/2019

PALABRAS POR EL 66° ANIVERSARIO DE LA FEF

Queridos empresarios, y compañeros inclaudicables de nuestra Federación Económica, amigos con quienes transitamos juntos este duro camino de trabajar en una micro, pequeña y mediana empresa, aportando desde nuestra entidad, el compromiso firme de promover medidas que coadyuven a la tarea del gobierno provincial para salvar las inequidades y las desventajas que impone la actual crisis. 

Nos esforzamos permanentemente por tener una visión clara del futuro próximo, aunque esta vez no tenemos un faro guía que nos señale el rumbo al cual seguir. Somos hoy por hoy, la orquesta del Titanic, porque seguimos trabajando, como podemos, a pesar de que el agua nos llega al cuello. 

Ser pyme en medio de una crisis fenomenal es un desafío. No tenemos apoyo de políticas nacionales, sufrimos el aumento incesante de costos de tarifas, combustibles, no tenemos financiamiento, al encarecimiento de la logística de transporte se suma la quita de los beneficios con que contábamos, entre otros, por ejemplo, de los aportes y contribuciones patronales diferenciados por regiones aumentando las alícuotas de manera desproporcionada. Ni hablemos del aumento permanente de impuestos, que nos doblan las espaldas hasta hacernos claudicar. 

Atentar contra la existencia de una pyme regional y en este caso provincial, es atentar contra la generación de trabajo, contra el equilibrio territorial y contra el federalismo.  Mientras tanto, todos vierten verdades subjetivadas, mentiras puras que soslayan el meollo de la crisis y tiene el solo propósito de triunfar en las próximas elecciones. El gobierno nacional se está dando cuenta ahora que gobernar un país no es lo mismo que manejar una empresa. Aquí hay gente que trabaja, gente que tiene fe y esperanza, aunque poco a poco van dejando girones de su cuerpo y enflaqueciendo su espíritu en el transitar por este camino escabroso.

Llaman a un Consenso nacional después de casi cuatro años de gobernar, aplicando recetas que destruyeron gran parte de las pymes industriales y las empresas dedicadas al comercio y los servicios. Nadie se salva. Solo tenemos, como paliativo, el apoyo permanente de un gobierno provincial, que, con recursos propios, alienta la producción y la comercialización. 

El juego entre dólar y tasas nunca pudo controlar la inflación ni el valor de la divisa, a la vez que se dejaron de aplicar subsidios a los servicios básicos para provocar una brutal transferencia de recursos hacia los grupos monopólicos, recursos de todos los argentinos, de todas las pymes regionales, de todos los que vivimos en este costado norte de la patria. 

Quiero recordar que Japón, luego de la devastadora Segunda Guerra Mundial, aplicó durante 34 años subsidios a la energía eléctrica, al carbón y al acero, comenzando así un círculo virtuoso de la economía que hasta hoy no se detiene. 

No hay que tenerle miedo a la palabra “subsidio”. Hay que temerle a la parálisis económica, a la falta de mercado interno, a los bajos ingresos, a no generar divisas, a la miseria, a la indigencia, a la exclusión y por sobre todas las cosas, a la indignidad de no tener trabajo, de no poder acceder al sistema de salud y no poder educar a nuestros hijos, dejándonos expresa e intencionalmente allí, en los arrabales de la civilización, mirando al crecimiento y el progreso de unos pocos, desde el balcón de los marginados del interior del país.

Estamos hipotecando el futuro, con la contrariedad de que no será fácil recomponer a un país destruido y desarticulado económicamente y fragmentado social y políticamente. No son éstas palabras fruto de rabias o broncas temporales, ni tampoco de situaciones personales, sino la percepción misma de nuestro fracaso como sociedad, porque no hemos sabido trabajar en la construcción de un modelo de país con oportunidades para todos. No es este un discurso de tenor político, nuestro compromiso con las pymes nos obliga a decir verdades que seguramente a muchos les duele, pero la realidad no tiene aristas, es una sola, tangible y verdadera. Esta es la esencia de una organización empresarial como la Federación Económica.

Celebrar el 66° aniversario, es celebrar también la historia, porque por delante nuestro, muchos compañeros marcaron el camino que debíamos seguir, y ahora, los jóvenes empresarios nos motivan para no quedarnos en dicotomías fútiles y trabajar en políticas concretas al servicio de las pymes. 

Como dijo en su oportunidad Albert Einstein, al cual recurro con asiduidad: “Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad”. Nosotros tenemos la voluntad expresada hace 66 años atrás de trabajar por y para las pymes, tenemos la obligación de persistir en ese legado y dejar para los nuevos emprendedores y dirigentes, la impronta de nuestro trabajo. 

A todas las pymes, a los hombres y mujeres que trabajan en las empresas, a todos los que de una forma u otra contribuyen para engrandecer nuestra Institución, ¡¡¡MUCHAS GRACIAS Y FELIZ ANIVERSARIO!!!

Compartí esta noticia

 

 

 

 

 

Publicar El Pais Pyme
INFORMACION DE MERCADOS
 DIVISAS
  Compra Venta
  Dólar: 41,58 43,78
  Euro: 46,93 49,76
  Real: 10,39 11,51
  Fuente: Ámbito Financiero
  INFORMACION GENERAL DE
  MERCADOS